[Especial] Sonic Mania

Ya queda poco para el 15 de agosto, cuando por fin veremos Sonic Mania para PC, Xbox One, PlayStation 4 y Nintendo Switch. La nueva aventura de Sonic volverá a sus orígenes y los fans estamos esperamos impacientes su llegada. ¿Por qué, nos preguntas? Aquí tienes algunos de los motivos.

La vuelta a los orígenes

Tras el maravilloso megazord que formaba sobre nuestras Sega Megadrive la combinación de los cartuchos de Sonic 3 y Sonic & Knuckles, la evolución del erizo se alejó demasiado de lo que los fans de los 16 bits adorábamos de la franquicia. La era del desarrollo tridimensional azotó fuerte con Sonic Adventure para Dreamcast y, salvo algunos experimentos portátiles (las series Sonic Advance y Sonic Rush) y el divisivo Sonic the Hedgehog 4, parecía que todo había cambiado para siempre. La personalidad del erizo, el diseño de niveles y una caracterización más allá de “Robotnik quiere dominar el mundo convirtiendo adorables animalitos en robots” se  había visto diluida a lo largo de los años como lágrimas en la lluvia.

Pero Sonic Generations atrajo las miradas de muchos. El erizo regordete de los primeros años volvía a corretear por prados coloridos, y, de repente, todos querían ver cómo habría sido una verdadera secuela de los títulos de la cuarta generación de consolas.

Sonic Generations

Sabor nostálgico pero más brillante que nunca

Con todo lo que hemos podido ver de Sonic Mania, no dejo de tener una sensación concreta: por mucho que parezca un juego de 16 bits, no pretende serlo. Los colores son más brillantes; los escenarios, más magnos y el nivel de atención al detalle es mucho más cuidado de lo que hubieran permitido los noventa.

Pero, aun así, no deja de parecernos la evolución lógica, lo que un potencial Sonic The Hedgehog 4 hubiera sido en la consola de Segata Sanshiro si la burbuja del 3D no hubiera empezado a inflarse con tanta fuerza. Como si, de repente, hubiéramos entrado en un 1998 alternativo en el que SEGA siguiera tan fuerte como cinco años antes y no estuviese a punto de abandonar la guerra de las consolas y la amenaza de dragones, marsupiales y fontaneros tridimensionales no les hubieran hecho amedrentarse.

Pero todo eso, con la tecnología de hoy día.

Pasado y futuro en un solo juego

Otro motivo por el que el nostálgico deseará este juego es, sin duda, por el ya mentado viaje por la historia de Sonic. Recorrer de nuevo Green Hill Zone es algo que casi todos esperaríamos, pero no se queda ahí la cosa. Por ahora se ha confirmado la aparición de Chemical Plant Zone, Flying Battery Zone y Stardust Speedway, dando así un paseo por muchos de los clásicos. También regresan los niveles especiales de Sonic 3 & Knuckles y una versión modificada de los de Sonic CD en los que encontraremos constantemente referencias a los títulos antiguos.

Pero, claro está, eso no es todo. Por ahora, conocemos dos nuevas zonas, Mirage Saloon y Studiopolis, a las que se unirán bastantes más que aún no hemos podido conocer. En ellas, además de a versiones nuevas de los clásicos jefes de la franquicia, nos encontraremos a los Hard Boiled Heavies, unos robots de élite del Doctor Eggman que se tomarán la justicia por su parte para parar los raudos pies de nuestro protagonista.

Green Hill en Sonic Mania
Green Hill en Sonic Mania

La música

La música. Sí, estoy repitiendo el epígrafe por lo necesario de subrayar este punto que siempre ha calado en mí tan hondo. Generalmente, Sonic no decepciona con su banda sonora, pero aquí la propia compañía está tan segura de que nos encandilará que ha compartido diversas muestras en los canales oficiales del erizo.

Con sólo escuchar un poco vemos que, si bien siguen una línea común para no ser demasiado discordantes dentro de un mismo juego, saben recordarnos a muchísimos de los títulos de la franquicia de forma individual. Una magia que, al mismo tiempo, nos hará agitar la cabeza rítmicamente mientras jugamos y también nos sacará una sonrisilla de fan.

Por fans, para fans

Os seré sincero: el anuncio inicial me dejó algo frío. Poniéndonos en contexto, el problema era claro: estaba terminando el vigésimo quinto aniversario del erizo y nos prometían que los anuncios se retrasaban por poder presentar algo realmente digno de mención.

Y el primero de esos anuncios me llegó en forma de captura. Un Sonic correteando por Green Hill Zone. Y ya.  Ay, otro port de Sonic The Hedgehog, maravilloso. Desganado, fui a ver el tráiler.

Y se me cayó la mandíbula al suelo. No sólo nos prometían un juego amplio que recorriera la historia del erizo con niveles remezclados, sino que la expandiría con diseños propios y nos traería al poderoso trío de héroes como siempre.

¿Y la guinda encima del pastel? Las cabezas de cartel: Christian Whitehead, Headcannon. Dos nombres que me hicieron, sin dudarlo ni un segundo, poner la mano en el fuego para asegurar que éste iba a ser el juego soñado.

Para los que no reconozcan a los desarrolladores involucrados, hablamos de los mayores fans de la franquicia desde el punto de vista del desarrollo. Con unos inicios humildes con proyectos de garaje para dar una nueva vida a los títulos retro, SEGA decidió darles una oportunidad dentro del equipo para rehacer los clásicos en diversas plataformas.

De ello nació, entre otras cosas, el espectacular port de Sonic CD, considerado a día de hoy la versión definitiva del título, y un elemento que cambiaría drásticamente la visión fan del futuro del erizo: el Retro Engine, un motor propietario que era capaz de traernos con la mayor fidelidad y calidad posible todo lo que aportaban las consolas de antaño con un extra de potencia fruto de la tecnología actual. El público coreaba.

Evidentemente, no sólo desde el punto de vista tecnológico es un acierto tener a grandes fans en el equipo. También lo es respecto al diseño: todo lo que hemos visto de Sonic Mania está analizado y cuidado al dedillo para que funcione tan bien —o mejor, si cabe—, que los títulos originales.


Y es que no corre el tiempo lo suficientemente rápido hasta el 15 de agosto, fecha en la que podremos hacernos con la esperadísima aventura del erizo.

Sonic Mania tiendas GAME estará disponible el 15 de agosto, y si después de lo que te hemos contado has quedado enamorado, hazte con las tarjetas prepago en y canjélas por el videojuego en los bazares de cada plataforma. Recuerda, esos puntos de socio GAME ¡se transformen en € de descuento!