[#PorQuéTeGustará] Detective Pikachu: un juego lleno de sorpresas

Os contamos qué nos ha parecido una de las mayores sorpresas de la saga Pokémon en los últimos años. No os dejéis engañar porque parezca un título “raro” para lo que estamos acostumbrados, porque este DETECTIVE PIKACHU está lleno de sorpresas.

Resultado de imagen de detective pikachu

Allá por 2013 el círculo de fans de Pokémon se alertó. Una extraña demo técnica apareció en el canal televisivo NHK en la que veíamos un prototipo de aventura point and click en la que manejábamos a un joven detective enmarcado por el cuadro de una Nintendo 3DS. Hasta ahí, todo normal. Un anuncio bastante extraño y, sin duda, poco pulido que no pasaría sin pena ni gloria de no ser por… ¿Un Pikachu que actuaba como un humano mediante reconocimiento facial? ¿Qué demonios era eso? La respuesta, hoy por hoy, es fácil: era la primera pista de Detective Pikachu, el título que nos ocupa.

Y es que había que admitirlo. Era terriblemente perturbador ver a un adorable ratoncito eléctrico poner ese tipo de muecas. Con el paso de los años era totalmente lógico asumir que los muchachos de The Pokémon Company habían cometido un error al revelar algo que nunca debió haber salido de los círculos interiores de la empresa. ¿Una aventura gráfica protagonizada por un chaval y un Pikachu inquietante? No parecía ir a ninguna parte. Pero, de golpe y porrazo la compañía nipona llegó para cerrar bocas. A principios de 2016, el olvidado proyecto se había materializado en un pequeño título para la eShop que no abandonó las fronteras niponas. El Pikachu, ahora algo menos terrorífico, ahora llevaba un sombrero,  acompañaba sus expresiones faciales con lenguaje corporal y una voz bastante más grave y masculina de lo que cabría esperar del clásico papel que ha desempeñado durante décadas Ikue Ohtani, la principal actriz del personaje.

Resultado de imagen de detective pikachu

El escepticismo aún reinaba, pero los que probaron el título se encontraron con tres emocionantes episodios que supieron lograr, como mínimo, su aceptación. No obstante, un claro cliffhanger esperaba al final de la aventura. Habría más Detective Pikachu, y con suerte, fuera del país del Sol Naciente. Pero pasaron los meses y nadie parecía recordar el título. ¿Habrían decidido llevarlo a Nintendo Switch con renovadas energías? Poco supimos hasta que… ¿una productora norteamericana había comprado los derechos para la película? ¿Y el Pikachu compartiría actor con Deadpool? El misterio se complicaba.

Y por fin recibimos confirmación de que el título llegaría, completo, a nuestras portátiles. Una nueva oleada de escepticismo y “¿qué demonios hace ese Pikachu hablando como un señor mayor?” atacó a las redes. Pero un servidor va a resolver el caso. ¿Nos gustará Detective Pikachu? ¿Por qué?

Resultado de imagen de detective pikachu

Y es que, tras un primer contacto con el juego las primeras conclusiones parecen claras. Es un juego que hacen… porque pueden. ¡Pero no lo interpretéis como algo malo! A nadie en su sano juicio se le ocurriría hacer un juego en el que tu compañero Pokémon no sepa usar movimientos y convierta constantemente café en sarcasmo.

Pero funciona. Sin olvidar que Detective Pikachu no es un juego sin grandes pretensiones, el título funciona perfectamente, tanto como punto de entrada a los más pequeños de la casa al mundo de las aventuras gráficas como una desternillante experiencia a costa del perspikachu protagonista y su disonante voz.

Pero no sólo en lo alienante de la premisa se basa el interés del título. Encarnaremos a Tim Goodman, el único personaje que puede entender al roedor y que será su compañero de investigación en el caso de la desaparición de su padre. Poco hay que saber del género para llegar a la conclusión de que todo tendrá mucha más profundidad que eso. A lo largo de los episodios visitaremos lugares de lo más variopintos y conoceremos a humanos y monstruos de bolsillo por igual , que serán el verdadero espíritu del título.

Resultado de imagen de detective pikachu

Y es que si bien Tim y Pikachu nos contarán la historia, la verdadera protagonista será Ryme City, la cosmopolita e interesante ciudad donde los hechos tomarán lugar. Cosas como la diversidad étnica (tanto de pokémon, que no se limitan a abusar de la pokédex de la región de Kanto, como de humanos), la arquitectura o la variedad de lugares que visitaremos durante nuestro viaje harán de la experiencia un poco más de lo que esperaba en primera instancia en un título de estas características.

Además, la construcción del mundo es suficientemente inteligente como para adaptarse a un título como una aventura gráfica. Si bien en las regiones que estamos acostumbrados a visitar todos los monstruos van encerrados en sus pokéball y las interacciones que tienen con el jugador se centran en la batalla, este juego nos presenta una visión totalmente opuesta: son, a todos los aspectos, la fauna del lugar. Si encontramos a un pokémon canino, es probable que actúe como lo haría un perro en la vida real. Un pájaro sólo se mantendrá cerca si le alcanzas alpiste, un bicho en un almacén querrá hacerse con la comida de los bidones a cambio de un favor. Cosas que suenan muy razonables sobre el papel pero que en otras ocasiones solucionaríamos con un poderoso impactrueno sin hacer más.

Resultado de imagen de detective pikachu

Y es que si bien el género, por definición, no aporta gran variedad jugable (habla con los ciudadanos para reunir testimonios, explora en busca de pruebas y alcanza las conclusiones adecuadas), el misterio, el ambiente y el deseo de conocer un poco más los rincones de la ciudad y sus habitantes hace que el título tenga ese puntito extra que echas de menos en los juegos de rol basados en este universo.

Y el apartado técnico, sin duda, acompaña. Unos movimientos, modelados y animaciones que resultan creíbles para cada una de las especies de monstruo que conoceremos (salvo el peculiar detective, claro está, que nos encandilará por motivos totalmente distintos) y unos humanos al más puro estilo Disney son capaces de destilar todo el carisma que requiere una producción del estilo. La música también es capaz de acompañar durante toda la partida y el doblaje (que podremos disfrutar tanto en inglés como en japonés) termina de redondear la experiencia.

Pero, con todo, Detective Pikachu es uno de estos proyectos de garaje. Pequeño, pero con un desarrollo lento pero seguro desde hace ya un lustro, no puede competir con pesos pesados. Pero tampoco lo pretende. Tim Goodman lo que te dará es una experiencia alternativa que suple sus carencias con cariño y que podrían abrirte la puerta a un género totalmente nuevo. Y, demonios, adoro esa discordancia aspecto-actuación. Sólo por eso merece darle una oportunidad.