lumo

[#PorQuéTeGustará] Lumo (Nintendo Switch Edition)

¿Echas de menos los juegos clásicos de Amstrad, Commodore o Amiga? ¿Te apetece una aventura sencilla, pero con una enorme cantidad de puzles a resolver? Entonces no lo dudes, Lumo es tu juego.

Regreso al pasado

Nos encontramos ante un juego realmente peculiar. Un enorme homenaje a juegos de antaño. Con una vista isométrica, cámara situada en una esquina, y gráficos sencillos. Lumo nos traslada a una época más sencilla, en la que no se exigía unos gráficos revolucionarios, o unas mecánicas altamente complejas.

Es más, el juego se controla tan solo con la palanca de control, y un único botón, que nos servirá para todo, desde saltar, hasta coger objetos y utilizarlos posteriormente. Al principio cuesta acostumbrarse, pero ¡hey! ¿Qué sería de un juego homenaje a clásicos, si no tenemos a su vez un claro homenaje al control de Atari 2600?

En el juego, además de ir recorriendo cada sala (cubos), tendremos que volver atrás y comprobar si los cambios que hemos ido realizando en este laberinto de cubículos, han provocado algún tipo de alteración en salas anteriores, lo que nos permitirá avanzar en nuestra aventura. Todo ello sin contar con la enorme cantidad de coleccionables que hay que recoger. ¡Siempre pensando en los coleccionistas y completistas!

Por si faltara algo, contamos con que tiene una historia de fondo, en la que somos absorbidos por un viejo ordenador, y tomamos el rol del personaje de un antiguo juego (Lumo). ¿Nuestro objetivo? Sencillo, resolver todo el juego y escapar.

Desarrollo

El funcionamiento del juego es de lo más sencillo y directo: recorrer el laberinto, hasta escapar de esta enrevesada mazmorra. Todo con una estupenda ambientación de calabozo medieval, y con numerosos guiños a juegos clásicos del estilo, como Head Over Heels o Batman (Commodore). Además hay veces que la estética cambia radicalmente en algunas salas secretas o con objetos claves, ¡lo que nos destrozará el cerebro de manera muy seria!

La cosa es ir cruzando de puerta en puerta y ver qué se esconde tras cada una de ellas. Las salas son muy variadas, desde algunas fases terribles de plataformas (cuidado, que la posición de la cámara no ayuda mucho), hasta algunas de resolución de puzles. Estas últimas son las que de verdad dan mucha vida al juego.

Los puzles son increíblemente variados; desde situar cajas para llegar a sitios elevados, hasta pulsar interruptores para activar plataformas, ir a contrarreloj hasta la puerta adecuada, saltar rápidamente de plataforma en plataforma antes de que se rompan, o incluso realizar complejos sistemas con rayos de luz. En las casi 400 salas que componen el laberinto no vamos a tener tiempo para aburrirnos. Hay que estar atentos, ya que es muy fácil perderse y no orientarse.

Modos y controles

De base hay que decir, que siendo un juego clásico, el control por lo general responde de una manera un tanto tosca, pero el propio juego nos permite tres sistemas de control distintas, prefijadas por la posición estática de la cámara. Así no tendremos ningún problema sobre el manejo directo del personaje.

Lo mejor de todo es la elección de modo. Podemos seleccionar un modo normal, en el que tendremos vidas ilimitadas, y todos los intentos que necesitemos para acabar el juego. Además tendremos acceso a un mapa y guardado de partida cuando queramos. Por el contrario, el modo clásico es el verdadero reto retro. Vidas limitadas, sin mapa, sin guardado, y por si fuera poco, tiempo límite. ¡Ideal para los más aguerridos jugones!

Versión de Nintendo Switch

Además de las características base del juego, tendremos acceso a una enorme lista de logros directamente desde dentro del menú del juego, ya que aún no hay logros implementados en la consola. Además tendremos el modo portátil, estupendo para viajes, y más aún este juego. ¿Queréis más? Pues es compatible con cualquier tipo de controlador disponible para la consola.

Y como una gran noticia, es uno de los pocos juegos indie con formato físico en exclusiva para Nintendo Switch. Pero sólo podréis conseguir esta edición en nuestras tiendas, o en GAME.es, y recuerda que con cuenta de socio acumuláis puntos para descontar en futuras compras. Así que si os gustan las aventuras clásicas y la sensación retro, Lumo debe estar en vuestra estantería.