[#PorQuéTeGustará] Metroid Samus Returns, RETORNO TRIUNFAL

El remake de la segunda aventura de Samus Aran en el espacio llega a Nintendo 3DS con Metroid Samus ReturnsNintendo, Metroid y MercurySteam, ¿puede algo salir mal? Quién sabe…

Espectacular. Tan solo una palabra define este nuevo cartucho para la portátil de Nintendo. Un juegazo que dará que hablar durante los próximos meses y todo un golpe sobre la mesa para decirnos que sí, que la fórmula Metroid y juego en dos dimensiones sigue funcionando ¡y de qué manera!

El señor que ha tecleado este texto, servidor, ha jugado a todos los Metroid clásicos conforme se iban lanzando al mercado. Ha visto cómo la evolución ha bendecido a todos y cada uno de los cartuchos -o discos- en forma de novedades jugables, mejoras en la interfaz, gráficos o en la música. Quizás por la nostalgia o quizás porque me apasiona lo retro, siempre suelo calmar mi ansia de Metroid con Fusion o Zero Mission, ambos para Game Boy Advance, así que podéis imaginar cuanta ilusión me hizo el anuncio de Metroid: Samus Returns para Nintendo 3DS, más aún cuando MercurySteam -quien ya hizo un notorio trabajo con Castlevania: Mirror of Fate- estaba al frente del proyecto.

Mucho se ha hablado durante estos últimos meses sobre cómo iba a afrontar el equipo español el desarrollo de Metroid: Samus Returns. Los fans incondicionales pedían que se respetara al máximo la obra original mientras que los nuevos jugadores pedían novedades para facilitar un poco más el avance en la aventura. ¿Cuál es el resultado final? Pues tiene un poco de aquí y un poco de allá. Contenido que encantará a los seguidores de la saga y facilidades para los nóveles en ella.

Las nuevas tecnologías han ayudado a que Metroid: Samus Returns se vea mucho mejor que antaño, algo lógico si comparamos el hardware de Game Boy con el de Nintendo 3DS. Parece una tontería recalcar algo así pero si nos ponemos a pensar, lo más fácil y vistoso hubiera sido aprovechar esa potencia para recrear el juego en dos dimensiones, rico en colores, detalles y grandes sprites. MercurySteam ha optado por rehacer todo en tres dimensiones respetando esa jugabilidad y vista en 2D como antaño. Si a esto le unimos que la compañía española sabe sacarle el jugo a la posibilidad estereoscópica de la portátil de Nintendo, tenemos un caballo ganador. Más adelante os hablaré de todo esto.

Tras lograr nuestra héroe derrotar a los Piratas Espaciales en la primera entrega aparecida en Nintendo Entertainment System, la Federación Galáctica decide enviar una patrulla de marines espaciales al planeta origen de los metroids, SR388, para acabar con todos ellos. Viendo que tras un largo tiempo no había respuesta alguna por parte de los soldados, la agrupación decide enviar a Samus Aran, quien cuenta ya con cierta experiencia “tratando” con los extraterrestres. Más o menos esta será la única historia y texto que podremos ver en el cartucho, pues éste se centra siempre en la acción y el plataformeo. En este aspecto no ha cambiado mucho con respecto al original y quizás hubiera sido fantástico que hubieran desarrollado más la historia en este remake.

Nada más comenzar la aventura vemos que han cambiado muchas cosas. Ahora disponemos de un mapa con mucha información en la pantalla inferior de nuestra consola así como que empezamos la aventura sin habilidad alguna. Si recordáis el original, desde el minuto uno ya podíamos utilizar la morfoesfera, algo que aquí debemos de conseguir para avanzar en el planeta. Así hasta 20 habilidades especiales o equipamiento que puede usar Samus en la aventura. Salto Espacial, Ataque Espiral, Supermisiles, Saltosfera o el Rayo Enganche son algunas de las mejoras que nos hará más fácil la travesía por el planeta SR388. Lo mejor de este aspecto es que desde que comenzamos el juego hasta el final del mismo siempre estamos aprendiendo nuevas mejoras para Samus y eso hace que no queramos despegarnos de la consola.

Con respecto a la pantalla inferior, en ella podemos ver la parte de mapa que hemos descubierto con iconos que resaltan la información más importante como pueden ser los metroides, puntos de guardado, estaciones de recarga o puertas especiales. Si esto os parece poco, también podéis colocar diez marcadores de diferentes colores para señalar puntos que os parezcan interesantes revisitar. Menú de opciones, Leyenda de los iconos, función amiibo, habilidades Aeion o el equipamiento de Samus completan la interfaz que podemos ver en la parte inferior de Metroid: Samus Returns.

Las habilidades Aeion son una novedad en este remake que dotan a Samus Aran de poderes que le permiten obtener invencibilidad, ralentizar el tiempo, escanear el entorno o disparar ráfagas láser. Utilizar estas dotes hará mermar la barra de Aeion según la habilidad escogida. Por ejemplo el escudo de invencibilidad restará parte de la barra sólo en el momento en el que un enemigo nos alcance mientras que la de escanear el entorno –útil para encontrar bloques destruibles o secretos- siempre consume la misma energía al utilizarse. Conseguir energía Aeion es muy fácil, solo hay que acabar con los enemigos. Sin embargo es mucho más sencillo si utilizamos otra novedad incluida en el cartucho, el contraataque. Ahora cada enemigo emitirá un destello cuando vaya a atacarnos, momento en el cual si pulsamos el botón X Samus realizará un contraataque que noqueará a la criatura dejándola a nuestra merced. De esta forma obtenemos más energía Aeion y recuperaremos más vida o munición que de la forma tradicional.

La jugabilidad de Metroid: Samus Returns es igual a la del original. Controlamos a Samus en un entorno en dos dimensiones y media -por aquello de rehacerse todo con polígonos y 3D- tanto en scroll vertical como en horizontal. En nuestro intento de eliminar los 39 metroides que habitan en el planeta SR388 -y otras sorpresas- debemos de avanzar por el intrincado mapeado logrando superar los diversos puzles y secretos que nos depara la aventura. La mayor parte de las horas que vais a emplear en el juego será justo esto, explorar y explorar. La culpa la tiene el exquisito diseño de niveles que se ha marcado MercurySteam para la ocasión. Vais a perderos, vais a querer tirar la consola por la ventana porque no encontráis algo que os permita avanzar, os vais a olvidar de zonas interesantes o inaccesibles del principio de la aventura y, sobre todo, -y vuelvo a repetirme- vais a explorar mucho. Es maravilloso ver cómo el videojuego es capaz de entorpecer nuestro avance pero que, al mismo tiempo, la solución está en una sala contigua que creías haber visitado previamente.

El planeta SR388 es, como ya sabéis, un lugar infestado de extrañas criaturas. Hay al menos una veintena de ellos que se repiten a lo largo de la aventura e incrementan su poder según avanzamos entre los mapas. No faltan a la cita los enemigos que dan título a la franquicia. Metroids, metroids omega, alpha e incluso la… bueno, mejor no desvelarlo por si alguno no pudo jugar al original. Os enfrentaréis también a un jefe con una mecánica de combate muy elaborada así como ver un regreso sorpresa que encantará a los fans de la saga. El mapa se ha respetado en la medida de lo posible pero sí es cierto que prácticamente se ha rediseñado por completo y poco o nada queda del original, tan solo la ubicación zonal de los metroides a derrotar. Es decir, si en Metroid II había uno en el extremo oeste de una zona, en Metroid: Samus Returns también se encontrará ahí.

Desde que el juego se anunció el 13 de junio en el pasado E3 2017, las imágenes y vídeos que veíamos del videojuego presentaban un aspecto algo pocho, con muchos dientes de sierra y elementos que hacían daño a la vista. No temáis, nada de eso ocurre en el producto final. La resolución del material publicado tanto por las revistas como por Nintendo se encuentran a una resolución mayor que la que poseen las pantallas de la portátil 3DS por lo que todos esos molestos fallos no se visualizan en el producto final. Gráficamente hay que darle la enhorabuena a MercurySteam por crear un videojuego muy sólido en este apartado y que se disfruta de forma excelente tanto si usamos la opción estereoscópica -maravilloso uso- de la consola como si no. Escenarios en tres dimensiones llenos de detalles, un modelado de enemigos sensacional, la animación de Samus es soberbia y una variedad de situaciones que no entorpecen a nivel técnico. Quiero destacar el gran trabajo que han realizado en las localizaciones, sobre todo teniendo en cuenta la poca referencia visual que ofrecía el cartucho original de Game Boy con sus escenarios con fondo negro.

La banda sonora corre a cargo de Kenji Yamamoto, un viejo conocido de la franquicia desde que comenzara a trabajar con ella en Super Metroid para Super Nintendo así como de Minako Hamano. Las melodías siguen siendo fieles a las ya escuchadas en otras entregas, con temas que recuerdan a paisajes espaciales, sintetizadores de los ochenta y otras más cañeras para algunas de las batallas que debemos librar. El resultado final es espectacular y seguro que no os va a defraudar. No hay grandes cambios con respecto otros capítulos y es lo que se espera para un juego de Metroid. Por último el juego llega totalmente localizado a nuestro idioma con el buen hacer de Nintendo y, aunque no incluye voces, tampoco se les echa de menos.

Conclusiones

 

Metroid: Samus Returns significa la vuelta por la puerta grande de una saga muy querida que necesitaba como el comer otra entrega con una jugabilidad clásica pero que, al mismo tiempo, ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos introduciendo mecánicas actuales que para nada ensombrecen el producto final. Una buena muestra de ello es el apuntado libre, algo que Metroid II para Game Boy no disponía y que aquí sí es posible disfrutar de él. Tanto en ambientación como en jugabilidad es puro Metroid clásico y las palabras que últimamente tanto vemos por Twitter y otras redes sociales, “los feels”, golpean con todos sus nudillos a la carcasa de nuestra portátil. Son aproximadamente 15 horas de aventura impresionantes.

Los adjetivos en esto del periodismo del videojuego están mal vistos por defecto pero en algunos títulos son necesarios el uso de ellos y el que mejor define a Metroid: Samus Aran es: ESPECTACULAR.

Metroid: Samus Returns está disponible para su reserva tanto en nuestras tiendas físicas como en nuestra tienda online. Además reservarlo tiene premio ya que todas las copias, hasta fin de existencias, llevarán consigo un exclusivo poster a dos caras con Samus Aran de protagonista. Y si queréis rizar el rizo, también podéis haceros con los dos amiibos especiales de la serie Metroid: Samus Returns dedicados a la heroína galáctica y a metroid -preciosa- que desbloquearán ciertos extras como un tanque de reserva y una galería de arte así como un nuevo modo Fusión que hará más difícil el videojuego y un localizador de metroides respectivamente.