[#PorQuéTeGustará] One Piece Unlimited World Red – Deluxe Edition

Ay, el oro, la fama, el poder. Todo lo tuvo el hombre que en su día se autoproclamó el Rey de los Piratas. Mas sus últimas palabras no fueron muy afortunadas: ¿Mi tesoro? Lo dejé todo allí, buscadlo si queréis. Ojalá se le atragante al rufián que lo encuentre. Y todos los lobos de los siete mares zaparon rumbo al Grand Line. Y así comenzó la gran batida de One Piece Unlimited World Red.

Ya hace muchos años que esas palabras se me grabaron a fuego en el cerebro, así que, viniendo de un Unlimited Cruise que atrapaba a la perfección el espíritu de la franquicia y habiéndome saltado la versión original durante la anterior generación,  One Piece: Unlimited World Red – Deluxe Edition era un título que tenía que probar y, por supuesto, desgranar en estas líneas. Así que, amigo de la mar, ¿#PorQuéTeGustará esta aventura de los Sombrero de Paja?

Estira bien el brazo… ¡puñetazo!

Unlimited World Red deja un poco de lado la aventura de supervivencia y adaptación de Unlimited Cruise y se centra en una de las facetas más queridas por los fans del shonen: repartir hostias como panes.

Desde un primer momento el título nos dará la ocasión de acceder a dos modalidades de juego distintas. En primer lugar, el modo historia, una suerte de beat’em’up episódico en el que visitaremos algunas de las localizaciones más bienamadas de los Siete Mares, como Punk HazardAlabasta Enies Lobby siguiendo una historia original protagonizada por un nuevo villano y trayendo de vuelta a algunos de los más emblemáticos de  la franquicia para hacer las delicias de los fanáticos. Una buena toma de contacto aderezada con la gestión de recursos y la reconstrucción de una ciudad, así como con decenas de misiones que darán horas y horas de juego.

Pero si eso no es poco, contaremos además con el modo Coliseo —ambientado en el arco argumental de Dressrosa—, en el que tendremos que participar en las competiciones organizadas por Donquixote Doflamingo para ir ascendiendo rangos mediante duelos o combates multitudinarios, donde podremos controlar hasta un total de veinte personajes distintos, cada uno con sus propias habilidades diferenciadas y con los que nos divertiremos machacando a nuestros enemigos.

One piece Unlimited World

Detalle para el fan

Probablemente, si tienes interés en un juego de One Piece es porque seas seguidor de la serie. Entonces, hay una pregunta que te harás: ¿está este juego hecho para ti?

Y la respuesta es tan inmediata como vaga: es probable. Puede que en su envoltorio sea un distendido aunque limitado beat’em’up que destaca por la variedad de personajes, pero es en la referencia donde destaca: trajes, objetos, frases coleccionables —que hacen la función de equipamiento y hechizos—, chistes o simplemente pequeñas referencias en la animación harán la delicia de los fans más apegados a la tripulación.

Una película hecha videojuego

…pero las cosas son como son. Durante mi partida intentaba identificar un buen símil con la franquicia para cimentar estas líneas, y poco a poco acabé dándome cuenta de una cosa: si Romance Dawn Pirate Warriors adaptaban de  forma muy amplia de miras la historia del manga y Unlimited Cruise hacía lo propio con el espíritu de la piratería y la aventura, Unlimited World Red tiene también un hueco destacado.

One Piece: Unlimited World Red es, sin duda alguna, lo más cercano que puede haber en el terreno jugable de una de esas películas especiales que salen en cines a cada tanto. Me explico: con una historia original y no canónica que nos trae un nuevo villano y muchas referencias regaladas al fan, es fácil afirmar que vas al cine —o en este caso, juegas Unlimited World Red— por ver a Luffy y compañía en una nueva aventura. Se trata de una aproximación que puede acertar en mayor o menor medida pero que, al menos, es honesta con lo que pretende, por lo que si estás esperando con ganas el próximo filme, este título puede ser un rico aperitivo.

One piece Unlimited World

Mucho que hacer y coleccionar

Ya lo adelantaba hace un par de epígrafes. Y es que, aunque la historia principal se presente de forma directa, lo cierto es que no te faltarán cosas que hacer en el juego.

Las aventuras de la tripulación del sombrero de paja nos llevarán a Trans Town, una ciudad isleña que está a medio construir y con poco que hacer. Por suerte, aquí están nuestros héroes para traer diversos materiales y atender a las peticiones de los aldeanos para llevar la ciudad a la merecida gloria y —claro está— ayudar a nuestros héroes en su empresa con jugosas recompensas e interesantes quehaceres.

Además de eso contaremos con una taberna en la que podremos realizar misiones en las cuales tendremos que recabar objetos —destrozando el escenario o a los enemigos, cazando insectos o pescar en los diversos muelles de los mapas—, vencer a diversos grupos de enemigos o jefes ,—algunos de los cuales siquiera aparecen durante la historia principal— ¡e incluso dar un interesante giro de acontecimientos para pasar a controlar a otros personajes que generalmente son exclusivos del modo Coliseo!

Diversidad de personajes y posibilidades

Ya lo decía el Capitán Pescanova, en la variedad está el gusto. Aunque restrinjamos el groso del modo principal a los nueve integrantes de nuestra tripulación, siempre merece la pena variar entre ellos para descubrir qué nos tienen que ofrecer, ya sea en el campo o en la batalla.

Y es que para encontrar todos los secretos de este juego habremos de conocer todas las habilidades del elenco: necesitaremos a Nico Robin para poder leer los poniglifos que están repartidos a lo largo de los escenarios, pero el único que puede correr tan rápido que no se hunde en el agua es Brook. ¿Y esos puntos sobre los que cavar? Sólo Chopper puede meter el hocico. Cada uno de nuestros personajes presenta una habilidad única con la que incrementar nuestro botín al final de una misión.

Pero es que incluso los tipos de daño son capaces de añadir profundidad a la recolección —más allá de que si golpeamos con fuego a un enemigo afín al hielo hagamos más daño, claro está—, ya que algunos recursos no podrán ser recolectados si no lo hacemos con la herramienta adecuada.

Os pondré un ejemplo: probablemente el personaje que más he usado durante mi partida es Sanji, que ve la mayoría de sus ataques básicos envueltos en fuego. En un momento dado necesité hierba y madera, que debería tener de sobra —no dejan de ser dos de los elementos más comunes—, pero descubrí que escaseaban en mi inventario. ¿Qué tenía en su lugar? Ceniza. 

Una idea que, a pesar de presentarse con toda la lógica del mundo me hizo chasquear los dedos y pensar en otras formas en las que podía interaccionar con el escenario para llenar las alfojas.

¡Seré el Rey de los Piratas!

Y es que, en resumen, One Piece: Unlimited World Red – Deluxe Edition no deja de ser lo que es: un caramelo para el fan. Entretiene, es dulce, y está envuelto en un agradable envoltorio. Y eso debería ser suficiente para recomendar que cualquier amante de los juegos de dar toñas y la obra de Eiichiro Oda le eche un vistazo.

Desde aquí no podemos hacer más que esperar a la nueva propuesta de Bandai Namco que nos haga surcar el mar en busca de nuevas aventuras mientras ya las vivimos en One Piece Unlimited World en Nintendo Switch.