Rive

[#PorQuéTeGustará] RIVE: Ultimate Edition

La espera ha sido larga, pero por fin RIVE: Ultimate Edition ha llegado a una consola de la Gran N. Tras un paseo por PC y PlayStation 4 y una demostración jugable allá por 2015 en Wii U, el título de exploración de doble stick de Two Tribes está por fin disponible para Nintendo Switch.

El accidentado periplo del chatarrero

Y es que la premisa de RIVE es directa y efectiva: un recolector de chatarra en su tanque arácnido —lo cual es igual de molón cuando lo lees que cuando lo juegas— a una estación espacial aparentemente abandonada en la que llevarse un buen botín. Pero, claro está hay trampa.

Muchas, de hecho. Una inteligencia artificial que no tardará en recordarnos —y en referenciar— a GLaDOS entrará en escena haciéndonos complicada la huida del satélite. Y ahí es donde entramos. Joy-con izquierdo para conducir, joy-con derecho para destruir todo lo que nos pongan en nuestro camino ya sea solos o con la colaboración de un amigo que haga las veces de copiloto.

Y es que si bien es fácil, divertido e inmediato hacerse a los mandos del tanque y dedicarse a repartir plasma, el título no nos lo pondrá tan fácil para avanzar por las entrañas de la nave. Robots asesinos, cientos de láseres, fuego, lava y un buen puñado más de peligros crecientes.

Rive

Por suerte, tus herramientas para combatirlo también van mejorando, ya sea mediante el canje por monedas o por la habilidad de ir pirateando nuevas máquinas para que luchen a tu lado.

El importante equilibrio de la dificultad

Probablemente, si este título fuera un pelín menos laxo con la distribución de los puntos de control habría decidido estampar mi consola contra la ventana más cercana. Y es que no hablamos para nada de un juego fácil. RIVE ofrece una amplia cantidad de chascarrillos con los que amenizarte las muertes y, a pesar de ello, es probable que empieces a verlos repetidos si no estás algo espabilado.

Por suerte, el castigo al jugador es inversamente proporcional a la crueldad de dichas muertes, ya que el título registra tus avances de una forma más o menos asidua con un diseño que te invita a aprender inmediatamente de los errores que hayas podido causar. Y en hayas podido causar está la clave. El control del juego funciona de una forma tan fina que a lo largo de toda mi partida no he encontrado una sola vez en la que culpar al juego de mi derrota.

Claro está, al menos en el modo de juego más sencillo, ya que una muerte un el modo de Contrarreloj podrá hacerte bastante daño en tu puntuación final mientras que si estiras la pata jugando al modo Una Vida la consecuencia es bastante obvia. Pero como decía el Capitán Pescanova, en la variedad está el gusto y RIVE permite que la experiencia sea un reto a varios niveles.

Pero espera, ¡hay más!

Y es que si bien la versión original del título nos presentaba de primeras con la opción de medir nuestra valía en Arenas de Combate y los Desafíos —tanto permanentes como de índole diaria— pero esta nueva edición añade aún más contenido extra y una nueva serie de logros que completar, por lo que un título con una campaña de unas seis horas de duración terminará  proporcionando muchas más horas de entretenimiento al complecionista.

Además, la versión de Nintendo Switch cuenta con un par de juguetitos nuevos, como el soporte para una vibración HD perfectamente afinada e integrada con la jugabilidad.

Rive

Una delicia técnica

Y es que el tiempo en perfeccionar la edición ha valido la pena: esta edición, además de contar con pequeños ajustes sobre la estética original para dar una aún mejor impresión es capaz de dar constantemente la máxima resolución (1080p en televisor y 720p en portátil) a unos 60fps constantes.

Claro está, el apartado sonoro no se queda atrás, ambientando perfectamente la escena a la perfección gracias a su banda sonora y efectos y aportando un carismático doblaje —con talentos como el de Mark Dodson, conocido por sus papeles en Gremlins Star Wars— que es capaz de convertir un simple rostro flotante y un genérico avatar de robot en un elenco memorable.

Rive


Sin duda, un maravilloso broche de despedida a la desarrolladora Two Tribes que, por desgracia, abandona el mundo del videojuego tras este último lanzamiento. RIVE: Ultimate Edition es uno de estos retos que, si bien logra ser enervante por su dificultad, no deja de ser justo con el jugador. Y si además lo respaldamos con una jugabilidad endiabladamente afinada y una lograda sensación de recompensa, está claro que hablamos de un título que cualquier fan del género tenga que probar, al menos, una vez en su vida.