vikings wolves of midgard

[#PorQuéTeGustará] Vikings Wolves of Midgard

La época en la que Diablo y compañía campaban a sus anchas por el mundo de los RPG de acción ha llegado a su fin. Ahora tenemos mucha más variedad y para todas las principales plataformas y, gracias a Games Farm, Vikings Wolves of Midgard es un buen ejemplo.

Al igual que pasó con otros géneros como el RPG clásico al más puro estilo Baldur’s Gate o las aventuras gráficas, parece que los amantes de los RPG de acción estamos viviendo una segunda época dorada con algunos buenos ejemplos de lo que se puede llegar a crear. Kalypso Media como distribuidora y más cercanamente Meridiem Games, quienes se hacen cargo de su distribución en España en formato físico, nos acercan Vikings Wolves of Midgard a PC, PlayStation 4 y Xbox One, una interesante propuesta con mucho que ofrecer.

La venganza de los Jotun

A pesar de lo que pueda parecer por el título no estamos ante una nueva película ambientada en el  universo de Star Wars y es que no podía ser más al contrario. Gracias a Vikings Wolves of Midgard nos meteremos de lleno en el folclore más nórdico y es que los Jotun le han declarado la guerra a los dioses y, con ellos, a toda la humanidad. Ahí es donde entran en juego los llamados Lobos de Midgard quienes nos encargaremos de que esto no ocurra.

Como suele ser habitual en este género, en mayor o menor medida dependiendo del juego, la historia pasará por delante de nuestra pantalla con más pena que gloria ya que no será su punto fuerte ni mucho menos. Cuando vemos lo que ocurre queremos pasar los diálogos lo más rápido posibles para comenzar a jugar, algo que podemos hacer perfectamente sin que esto nos vaya a causar algún problema de “¿y ahora qué demonios tenemos que hacer?”.

Games Farm es un estudio pequeño que se ha tomado las molestias de traducir el juego a varios idiomas, incluyendo el español, aunque por desgracia no ha quedado todo lo bien que debiera. En algunos momentos nos encontraremos frases tan sumamente extrañas que ni siquiera sabremos qué quiere decir, aunque no ocurrirá con frecuencia, por lo que es de agradecer el esfuerzo.

Un sistema clásico con novedades

Reconozcamos que a estas alturas es muy difícil inventar la rueda en cualquier género y los RPG de acción no se escapan a este ecuación, más bien todo lo contrario. Vikings Wolves of Midgard presenta todos los clichés de esta clase de juegos pero sin embargo también tiene algunas novedades que, no solo le sientan de maravilla, sino que nos dan algunas buenas ideas para seguir avanzando.

Uno de los aspectos más interesantes que nos hemos encontrado ha sido el ambiente a nuestro alrededor y es que este tendrá impacto algunas veces en la jugabilidad. Podemos encontrarnos zonas heladas o sitios para el que nuestros pulmones no están preparados, por lo que tendremos que ir localizando refugios a medida que avancemos ya que de lo contrario moriremos.

Los RPG siempre suelen tener misiones secundarias, aunque los de acción como Vikings Wolves of Midgard suelen relegarlos a un segundo plano. En esta ocasión cada mapa contará con tres retos (conseguir tres calaveras de hierro, matar X monstruos y destruir X edificaciones u objetos), que nos otorgarán bonificaciones durante cada nivel, todas en forma de recursos. Estos bienes: oro, piedra, madera y Jotun, servirán para que podamos crear nuestro propio equipo en nuestra base de operaciones, la primera ciudad que salvaremos, mediante el uso de NPCs que nos harán de herreros para armas, armaduras o maestros forjadores de runas, entre otros. La exploración en cada escenario se tornará algo muy a tener en cuenta ya que los materiales que conseguiremos son bastante cuantiosos. A mayores podremos destruir multitud de cosas por el escenario y habrá cofres que saquear, al buen estilo vikingo, para así reunir todavía más.

vikings wolves of midgard

Otra de las acciones que podemos llevar a cabo en Vikings Wolves of Midgard, además de continuar la historia o de repetir misiones para enriquecernos todavía más, serán las Pruebas de los dioses, una serie de desafíos en los que tendremos que aguantar hasta cuatro oleadas de enemigos y, de así conseguirlo, llevarnos objetos y un punto de habilidad (podremos hacer hasta 5 veces cada uno de ellos para conseguir puntos de esta manera).

A todas estas posibilidades hay que añadirle que podremos jugar en modo cooperativo, tanto en LAN (en el caso del PC) como online, por lo que la diversión se multiplica por 2. Eso sí, ya os avisamos de que por ahora no podremos intercambiar objetos con nuestro compañero, algo que esperamos cambie con el pulido del juego más adelante.

Por último nos gustaría hablar sobre el sistema de experiencia y es que para nada estamos ante algo convencional. Estamos habituados a que tengamos que derrotar enemigos, lo que nos dará puntos de experiencia y cuando lleguemos a cierta cantidad, subamos de nivel. En Vikings Wolves of Midgard no será algo tan sencillo y es que ni si quiera tendremos puntos de experiencia, se llamará sangre. Cada enemigo derrotado soltará una pequeña bola que si nos acercamos conseguiremos dicha sangre, haciendo que cuando llegamos a cierta cantidad tengamos la suficiente para subir de nivel (no queriendo decir esto que ya hayamos subido).

Tendremos que llegar a un altar para hacer un sacrificio a los dioses y solo entonces podremos subir, con las consiguientes ventajas que esto supone (más vida, puntos de habilidad…). Hay una manera de conseguir bonos extra de sangre, que será dando muerte a varios enemigos de un solo golpe (que no matarlos de un solo golpe, ojo con esto), haciendo que con cuantos más acabemos más alto sea el bonus.

Tras esto vemos que el juego pone ante nosotros los estándares del género, con las típicas categorías para escoger (mago, guerrero con arma y escudo, dos manos, dos armas y arquero), aunque debemos avisaros de que no hay tanta diferencia entre ellos como pudiera parecer. Conjuros, golpes brutales y enemigos poderosos que derrotar, teniendo un jefe final en cada escenarios, es lo que nos prepara Vikings Wolves of Midgard.

Viviendo la vida como un vikingo

Técnicamente hablando, el título de Games Farm nos ha dejado un buen sabor de boca, posiblemente flaqueando en cuanto al apartado sonoro (con un doblaje en inglés algo insustancial y con una BSO un poco de acompañamiento de más), viendo su peor parte en la traducción al castellano (insistimos, para un estudio de sus características el esfuerzo ya nos parece más que suficiente).

vikings wolves of midgard

En cuanto a los gráficos lo cierto es que tenemos unas texturas y una iluminación bastante interesantes, con unos decorados algo repetitivos pero que reaccionarán muy bien a nuestros personajes (como por ejemplo nuestro paso por la nieve, que también nos hará ir más lentos donde sea más alta). Las animaciones están también bastante conseguidas, destacando sobre todo en el diseño de los enemigos más grandes, que son bastantes y una gozada de luchar contra ellos (entrando en juego la posibilidad de rodar, algo que nos extrañó en un principio verlo en la versión de PC).

Conclusiones de Vikings Wolves of Midgard

Estamos ante un título que no tiene mucho que envidiar a las producciones AAA y que nos deja con unas ideas de lo más interesantes de cara al futuro. La campaña nos llevará alrededor de 20 horas completarla, pudiendo además disfrutar de la travesía vikinga con un amigo… pillaje, saqueo y luchas contra monstruos legendarios de la mitología nórdica, todo con un amigo ¿qué puede salir mal?