Telltale

Telltale Games y su legado

Telltale Games nos ha ofrecido una nueva forma de contar historias a lo largo de su legado como estudio. Un montón de compañías han depositado su confianza en ellos para que cuenten spin-off o historias originales de grandes franquicias. Este es un repaso de la huella que están dejando…

Los orígenes

Tras un curioso paso a través de un sencillo juego de póker que pasó un tanto sin pena ni gloria (Telltale Texas Hold´em), el camino de Telltale hacia los mundos de la aventura y la investigación empezaron fuerte. Con una licencia tan poderosa hace 12 años como era CSI, tenían entre manos la realización de un videojuego basado en la franquicia, y pese a que ya tenía 2 entregas previas, Las 3 Dimensiones del Asesinato supuso un gran salto en la franquicia con la inclusión de nuevos artilugios forenses, así como una impresionante historia digna de la franquicia, con muchos guiños a los anteriores juegos, y además un capítulo final basado en Grissom que era realmente bueno, en el que había que rescatarle de una Law and Order Legaciesoscura figura del pasado. Telltale continuó a cargo de la franquicia en dos ocasiones posteriores. Y posteriormente captaron otra licencia similar: Ley y Orden.

Aquí ya se puede comprobar cómo Telltale tenía claro que hacerse con ciertas licencias era un buen camino a seguir, pero claro, si la jugabilidad no acompaña, pues mal vamos. El caso es que para su siguiente licencia, que fue Bone (un simpático personaje de cómic franco-belga), optaron por una graciosa combinación de aventura gráfica y minijuegos. Tuvo secuela, e igualmente divertidísima. Además iniciaron algo que, si bien en un principio desencajó a más de uno, cada vez más estudios usan: la periodicidad episódica.

Bone

Empieza lo bueno

Dos grandes licencias de Lucasarts estaban por llegar a las suaves y tersas manos de los chicos de Telltale. De inicio, Sam & Max, el Perro detective y su compañero, el conejo maniaco, llegarían en forma de capítulos en tres juegazos impresionantes. Además se lanzaron a otras plataformas más allá del PC. A pesar de no tener un humor tan “gore” y ácido como en el videojuego de inicios de los 90, la saga que crearon tuvo su estilo cartoon 3D, y un humor absurdo más encajado en la serie de TV. En resumen, una saga de tres juegos que no hay que dejar pasar.

Por otro lado, Lucasarts (antes de ser absorbida por Disney, y posteriormente destruida), puso en sus manos la licencia más querida de la compañía: Monkey Island. Con Guybrush Threepwood repitiendo como protagonista del juego, era muy difícil revivir la saga tras una cuarta entrega completamente desastrosa. ¡El caso es que lo consiguieron con creces! Un juego fiel a la saga, con todos los personajes, simpatía, humor y respetuosa con el material original. En fin, un juego de cinco episodios magníficos y realmente cachondos. Cualquier fan de la saga, no debería perderse esta aventura gráfica.

Tales of the Monkey Island

Y de ahí, ya vamos con las licencias más potentes: Wallace and Gromit o Regreso al Futuro fueron sus últimas licencias que usaron el modelo de aventura gráfica clásico. Points and click que son pasados a 3D y que durante todo este tiempo les había funcionado a las mil maravillas, pero claro, había que evolucionar hacia otro tipo.

No conviene olvidar que llegaron a un acuerdo con Valve y Gearbox para hacer dos estupendos juegos de póker con personajes basados en sus licencias, y cuyas conversaciones son de lo mejorcito en el mundo de los videojuegos.

Evolución y marca personal

Es muy común escuchar que “tal juego se parece a los de Telltale”. Pues bien, tampoco es que Telltale inventara la rueda, pero tal vez sí que la produjo en masa, y perfeccionó su diseño. Con Jurassic Park todo cambió. La empresa se dirigió hacia un público más casual, e hizo lo que parecía impensable: evolucionar el concepto de “visual novel”. A pesar de que David Cage ya hizo en su momento grandes avances en este aspecto gracias a Farenheit (Indigo Prophecy) y con Heavy Rain, Telltale lo confirmó como marca personal. Momentos largos de conversación, interrumpidos por espectaculares cinemáticas, y minijuegos en formas de QTE en los que habrá que pulsar una combinación de botones concreta al más puro estilo Dragon´s Lair. Todo con un frenetismo absoluto, ya que hay temporizador en todo momento. Además, las decisiones que tomemos serán recordadas por los personajes, dando lugar a ramificaciones de historia, así como varios finales.

The Walking Dead¡Y de ahí, al estrellato! Con la licencia de The Walking Dead crearon una de las mejores historias jamás vistas. Es difícil no alabar una historia tan dura, y a la vez preciosa. No llorar con sus personajes, no tener la necesidad de proteger a Clementine, empatizar con Lee, sentir cada momento, y perderse en sus diálogos. Te atrapa desde el minuto uno, y ya digo que es pura conversación y QTE, todo sencillo para ir directos a la narrativa. Tres partes tiene, a esperas de una cuarta que pondrá punto y final a la saga, y lo mejor es que nuestras decisiones afectan a siguientes juegos.

Y claro, la cosa no iba a quedar ahí, ya que del mundo de los cómics hemos encontrado en Telltale un buen filón para contar historias estupendas: Desde embarcarnos como detective de personajes sacados de la serie Fábulas como Bigby, el Lobo Feroz em The Wolf Among Us, hasta convertirnos en el cruzado de la capa en los dos juegos de Batman. Pasando por la compañía rival y tocando las narices a Rocket Raccoon en Guardianes de la Galaxia.

The Wolf Among Us

Y ya si pasamos al mundo de los videojuegos, muchas empresas han confiado en ellos para sus spin-off, como Gearbox con Tales from the Borderlands (un juegazo secuela de Borderlands 2) o Mojang con Minecraft y sus dos entregas divertidísimas y con numerosos guiños. Y no podemos olvidar su incursión en la maravillosa franquicia Juego de Tronos. ¡Vamos, que trabajo no les falta!

El legado

Claramente muchos estudios se han fijado en ellos. Mismamente Life is Strange y su secuela tienen grandes similitudes con los juegos de la compañía, incluyendo las ramificaciones, y los recuerdos de los personajes. Incluso casos más reciente como Los Pilares de La Tierra es otro buen ejemplo, más llevado al point and click. Su estilo de visual novel en movimiento hace que el jugador pueda interactuar de lleno con los personajes, y vivir una aventura más allá de los personajes y fondos estáticos de las mismas.

Cada vez más estudios buscan imitar esta fórmula (incluyendo detalles propios), pero inducidos directamente por la magia que presenta la variedad de situaciones que presenta el estilo de los juegos de Telltale. Mucho trabajo, dedicación y respeto por la obra original en que se basan sus juegos, son la marca de la casa de esta compañía. Incluso visualmente saben imitar el estilo de cada una de sus licencias. Así que ya podéis dar mucha caña a sus juegos, que son interesantes, visualmente muy bonitos, y poseen una narrativa única que se ajusta perfectamente a las decisiones del jugador, con lo que recuerda…

El redactor recordará esto…